fbpx

Residue, de Merawi Gerima, gana el Premio a Mejor Largometraje de Ficción del 18 Festival de Cine Africano de Tarifa

Zaho Zay, de Maéva Ranaïvojaona y Georg Tiller, se alza con la Mención Especial de Largometraje de Ficción

El Premio del Público es para Leur Algérie, de Lina Soualem

El Premio Casa África a Mejor Documental es para Les prières de Delphine, de Rosine Mbakam; Le Dernier Refuge, de Ousmane Samassekou, recibe Mención Especial en la misma categoría

Samir Guesmi y Abdel Bendaher ganan el Premio a Mejor Actor por su participación en Ibrahim; Delphine es la galardonada a Mejor Actriz por Les prières de Delphine

Tarifa, 4 de junio de 2021.-  El Festival de Cine Africano de Tarifa Tánger ha dado a conocer el palmarés de su 18º edición. El jurado internacional, formado por Ilias El Faris, Aldemar Matías y Paula Palacios ha decidido otorgar el Premio a Mejor Largometraje de Ficción de la sección competitiva Hipermetropía a Residue, dirigida por Merawi Gerima, cineasta americano de origen etíope. “A ratos, parece un sueño en la realidad, otras veces un puñetazo duro. Esta película nos ha transportado a través de tantas emociones, de una manera muy auténtica. También tiene el poder de traducir la sensación de pertenecer y a la vez estar fuera de tu propio barrio, la experiencia de gentrificación, la violencia y el racismo en el seno de tu comunidad”.  


Además el jurado quiere atribuir una Mención Especial de Largometraje de Ficción a Zaho Zay de Maeva Ranaïvojaona y Georg Miller, por ser “una película sorprendente que nos impresionó unánimemente. Perturbando los códigos del documental en un gesto híbrido, tanto ficticio como absolutamente íntimo. Una película narrada por un soplo poético, una voz en off a veces tierna, a veces cruel, dando cuerpo al grito sordo de Madagascar a través de la lengua de Raharimanana. Imágenes llenas de heridas y secretos que siguen atormentándonos, como un sueño. Una película rara y atrevida”

El Premio Casa África al Mejor Documental recae en Les prières de Delphine, de Rosine Mbakam, “por la valentía de la directora en delegar el peso del relato en Delphine y su historia, con un tratamiento sencillo y arriesgado, y por hacer que su mirada nos haga ir mucho más allá de, como dice en la película, «dos mujeres negras y africanas».

Además, el jurado internacional quiere dar una Mención Especial al documental Le dernier refuge “por acercarnos a un tema como es la migración africana hacia Europa con un acceso diferente, mostrándonos algunos entresijos de las rutas migratorias del interior de África de una manera íntima y honesta e invitándonos a reflexionar sobre los caminos que llevan a ninguna parte”. 

El Premio a Mejor Actor ex aequo es para Samir Guesmi y Abdel Bendaher, protagonistas de Ibrahim, producción francesa de Samir Guesmi: “Por su conmovedora colaboración en el largometraje Ibrahim. Una relación padre-hijo cargada de vergüenza social, encarnada sutilmente en un amor difícil e indecible. Dónde los silencios y los impulsos violentos hablan de todo el sufrimiento, de amor total. Una delicada y conmovedora explosión de humanidad”. 


El Premio Mejor Actriz, patrocinado por TV5 Monde, recae en Delphine, protagonista de Les prières de Delphine, de la directora camerunesa Rosine Mbakam. “Ella no es actriz. No hay ficción en sus palabras. Realmente, su interpretación nos presenta una historia en la cual sólo hay realidad, en su estado más puro. Por su habilidad narrativa; por la pasión, la generosidad, y la transparencia que demuestra mientras nos comparte su verda”. 

El Premio del Público ha sido para Leur Algérie, de Lina Soualem y el Premio ACERCA de la Cooperación Española otorgado por la AECID es para Makongo, de Elvis Sabin Ngaïbino, “por su su denuncia de las condiciones de miseria de la población pigmea y por resaltar la importancia de una educación de calidad para todos. De esta manera la película premiada contribuye a la difusión de los 17 Objetivos de la Agenda 2030, entre los que se encuentran la erradicación de la pobreza y la garantía de una educación de calidad e inclusiva. Ambas metas, tal y como indica la ONU, intrínsecamente vinculadas. 

A través de sus dos protagonistas, André y Albert, se hace hincapié en que el aprendizaje y la formación son recursos clave para salir de la pobreza. Los dos comparten el sueño de conseguir llevar a los niños de su poblado al colegio. Además, inciden en las lamentables condiciones laborales en el bosque, donde habitan, que les aísla del resto de la sociedad, la falta de paridad de género y las múltiples desigualdades a las que se enfrenta esta comunidad. El premio ACERCA nace de la colaboración entre la Dirección de Relaciones Culturales de la AECID y el Festival de Cine Africano de Tarifa con la vocación de fortalecer el espacio audiovisual existente entre España y África, además de concienciar a la sociedad en materia de derechos humanos y desarrollo sostenible”.  

El Jurado Andaluz, formado por Kenia Mestre, Alejandro Salgado y Alejandro Ávila, ha otorgado el Premio a Mejor Cortometraje de la sección África en breve a Nha  Mila, por ser “una película honesta donde conviven un retrato humano cercano y crudo con un cine atrevido y desprejuiciado para reflexionar sobre la herencia colonialista de Portugal. Destacaríamos el perfil de la protagonista que conduce con una hermosa fragilidad contenida la cinta, así como la apuesta por un discurso cinematográfico que va mutando por diferentes estados de interpretación y plasmación cinematográfica a lo largo del relato desde la sobriedad hasta la ensoñación”. 

El Premio RTVA es para el cortometraje Henet Ward, del director egipcio Morad Mostafa, por ser “una película inquietante que se mueve entre la ficción y el documental y que retrata los conflictos y las tensiones -familiares, machistas, racistas- que ocurren en la intimidad de una celebración. Una apuesta narrativa y visual directa, contundente, absorbente, capaz de mantener en vilo al espectador desde el primer fotograma hasta la drástica imagen final. Sigue una refrescante línea cinematográfica procedente del Norte de África, liderada por jóvenes directores y directoras norteafricanos. Una mirada fresca, desprejuiciada con humor a la intimidad de las mujeres árabes”. 

Por último, los premios del FCAT LAB 2021 son: Premio FCAT + Premio Traducciones Bienza para Fragments from Heaven, de Adnane Baraka; Premio Tomahawk Digital Cinema Services a Jean Genet, our father of the flowes de Dalila Ennadre y Premio WORDUP! Post-Production Team a Soula, de Salah Issaad.   

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *